Varanasi

Esta ciudad del norte, del estado de Uttar Pradesh, ha sido por más de 2000 años la capital religiosa de India. La apodan la “ciudad eterna”, y se dice que combina todos las virtudes de los otros lugares de peregrinaje, pues transmite a los creyentes un enorme poder y energía . Además, se dice que aquel que muera en este lugar irá directamente al cielo, sin importar su credo o doctrina, ni sus pecados o faltas. La ciudad tiene muy pocos edificios anteriores al s. XVI, pero este lugar fue ocupado en tiempos antiguos por el reino de Kashi. Para los devotos del hinduismo, esta ciudad siempre existió, y de hecho, existen indicios de peregrinajes que se remontan al siglo VII. Hoy en día hindúes de todas partes del mundo se concentran en Varasani para peregrinar. La ciudad eterna posee más de 100 desfiladeros a la orilla del río Ganges, que sirven para bañarse o para efectuar cremaciones. Los más sagrados son los desfiladeros de Manikarnika. Los cuerpos son cargados -sin importar la casta a la pertenezcan- a través de las angostas calles de la ciudad vieja hasta el río en unas camillas hechas en bambú. No hay problema en ver las cremaciones, pero -eso sí- dejen la cámara en el hotel. Otros desfiladeros del Ganges son utilizados para baños sagrados, o cualquier otra distracción. Para llegar a Varanasi desde Delhi hay que recorrer una distancia de 780 km., que se puede hacer por avión, tren u ómnibus.

Ubicación