Turín

Entre dos ríos, el Dora Riparia y el Po, se halla esta ciudad, elegante y atractiva, capital de la región del Piemonte. Está al noroeste de Italia, en el límite con Francia y Suiza. Es una ciudad muy antigua, como la mayoría de las ciudades de Europa. El trazado urbano data del siglo XVII y XVIII, con plazas anchas y numerosos espacios verdes. La historia de Turín comienza en el siglo I de nuestra era, cuando los romanos ocuparon la capital de la tribu celta de los taurini. Le cambiaron el nombre por el de Augusta Taurinorum. A partir del siglo XI, y durante 9 siglos, estuvo ligada a la Casa de Saboya, dinastía a la que pertenecieron los reyes italianos. Durante todo ese largo período de tiempo, la ciudad sufrió varios reveses, incluidas guerras. A principios del s. XVIII, Carlos Manuel II dotó a su ciudad de magníficos monumentos. Carlos Manuel III reforzó la importancia de Turín durante su reinado. La Casa de Saboya reinó en Italia hasta que se proclamó la República. Turín es conocida como la capital italiana de la mecánica. Aquí se fabrica el 77% de la producción automovilística del país. Los máximos exponentes de esta industria son Fiat y Lancia, que tienen sus más modernas instalaciones en el sur de Turín. Las zonas más animadas de la ciudad son la vía Roma, la plaza San Carlos y la via Po, que llega hasta la enorme plaza Vittorio Veneto, de estilo clásico. En la via Roma se encuentran los negocios de las firmas turinesas más prestigiosas; en la plaza San Carlos abundan los cafés elegantes, las tiendas de antigüedades y las librerías. Es una ciudad muy importante desde el punto de vista cultural. Cuenta con diversos museos con obras destacadas e interesantes de conocer.

Piazza San Carlo
Se trata de una plaza de gran belleza arquitectónica. Sus edificios están dispuestos en forma armoniosa y esto es lo que la hace tan atractiva. Al sur, se encuentran las iglesias de San Carlo y Santa Cristina. Al este, está ubicado el palacio del s. XVII que actualmente pertenece a la Academia Filarmónica. En el centro de la plaza se levanta el monumento a Manuel De Saboya, quien venció a los franceses en la batalla de San Quintín (1557).

Informes: via Roma.

Museo Egipcio
Es uno de los museos más ricos de Europa. En la planta baja hay una colección de estatuas faraónicas del Imperio Nuevo (1.500 a.C.). En el primer piso se muestran distintas etapas de la civilización del Antiguo Egipto: sarcófagos (2.100 a.C.), vasos funerarios en los que se recogían las vísceras de los muertos, y una importante colección de momias acompañadas de rollos de papiros (libro de los muertos). Existe una sala dedicada a los jeroglíficos.

Informes: en el Palacio de la Academia de Ciencias, en la Piazza Carignano.

Galería Sabauda
Alberga las colecciones de la Casa de Saboya y cinco secciones de pintura: escuela veneciana, movimiento académico (finales del s.XV, principios del s.XVI), escuela lombarda, discípulos de Caravaggio, escuela flamenca y holandesa. Hay obras de Tintoretto, Velázquez, Van Dyck, Rubens.

Informes: en la segunda planta del Palacio de la Academia de Ciencias, en la Piazza Carignano.

Palazzo Madama
Se lo llama así porque allí se hospedó la viuda de Carlos Manuel II, la “Madame Reale” María Cristina de Francia. Su arquitectura está inspirada en la Porta Decumana de las antiguas murallas de Augusto. La parte oriental es de ladrillo y de influencia medieval. En la planta baja hay un museo de arte antiguo con esculturas góticas, sillerías de finales del s. XV y pinturas de la escuela piamontesa. En la sección de artes decorativas hay una exposición de piezas de orfebrería griega, bárbara y romana, una colección de vidrio grabado y mobiliario del s. XV.

Informes: en el centro de la piazza Castello

Palazzo Reale
Aquí vivieron los príncipes de la Casa de Saboya hasta 1865. Los aposentos, ubicados en el primer piso, tienen decoración barroca.

Palazzo Carignano
Es el lugar donde nació Víctor Manuel II, primer rey de Italia. Es un edificio de 1689, de fachada barroca. En él se encuentran documentos sobre los acontecimientos más importantes de la historia de Italia en el siglo XIX.

Informes: Piazza Carignano

Duomo San Giovanni
Es un edificio renacentista construido a fines del siglo XV por el cardenal Della Rovere. En el interior, detrás del altar mayor y cubierta por una cúpula de gran altura, obra barroca de Guarini, se encuentra la capilla que custodia el Santo Sudario con el que se envolvió a Cristo cuando lo bajaron muerto de la cruz.

Museo del Automóvil Carlo Biscaretti di Ruffia
Es un edificio muy grande, en el que se expone una colección de vehículos muy completa. Se recrea la historia del automóvil desde sus orígenes hasta principios de la década del 80.

Informes: al sur de la ciudad, en el corso Unitá d´Italia, 40. Acceso por el corso Massimo d´cacióAzeglio.

Basílica di Superga
Fue construida en 1717 en la cumbre de una colina de 670 metros de altura. Es la obra maestra del arquitecto Juvara. Se destaca su fachada monumental, las columnas y las pilastras. Hay un panteón en el que yacen los restos de los reyes de Cerdeña. Además, desde la explanada, se puede apreciar una vista panorámica de la ciudad, la llanura del Po y de los Alpes.

Informes: 10 km al este de Turín

Palazzina di caccia di Stupinigi
Es una inmensa construcción que proyectó Juvara (uno de los arquitectos más famosos de Turín) por encargo de Victor Amadeo de Saboya. Allí residió Napoleón antes de ser coronado rey de Italia.

Informes: a 11 km. al sudoeste

Ubicación