Shangai

“Prostituta del Este”, “París de China” y “Reina de Oriente” son algunos de los apodos más conocidos que esta ciudad dividida por el río Huangpu supo ganarse. Shanghai fue la guarida para gángsters, jugadores, narcotraficantes, proxenetas y demás gente de esa calaña. Esta ciudad portuaria fue el receptáculo de grandes casas de finanzas y comercio en la década del 30. Tenía los edificios más altos de Asia y la cantidad de autos era mayor que la que sumaban los autos en el resto de China, toda junta. Se convirtió en un hervidero de vicios y explotación, Hasta que el régimen comunista en 1949 decidió que ya era suficiente. Fue una labor ardua, difícil, pero se pudo limpiar la ciudad de todos los excesos y vicios. La fiesta en Shanghai se había terminado para Occidente. Pero en los 90, el estado ha dejado entrar intereses capitalistas para beneficiar su apertura al mundo, lo que hizo que Shanghai volviera a tener un lugar en el mapa. El área central de Shanghai está dividida en dos: Pudong, al este del río Huangpu, y Puxi, al oeste del mismo río. Para los visitantes, las atracciones se encuentran en la zona de Puxi. Esta ciudad representa de forma evidente las grandes disparidades de la China moderna.

Ubicación