Santiago de Chile

Santiago le va a gustar a cualquier turista que la visite. Un lugar donde la gente no vive estresada, donde la comida es excelente y el entorno, tanto natural como arquitectónico, es muy agradable. En las calles de Santiago se mezclan los modernos rascacielos de los años ‘80, década del boom de la economía chilena, con la arquitectura europea del siglo pasado y, para sumar colorido, los edificios españoles del tiempo de la colonia. Además, las plazas y parques están desperdigados en cantidad por toda la ciudad, y le dan un toque distintivo y muy acogedor. Un lugar con tantas bondades, y que además cuenta con hoteles excelentes, es un destino privilegiado.

BELLAVISTA
Caminar entre acacias y detenerse a tomar algo en un café de ensueño, en medio de un barrio de casitas de colores suaves, es sinónimo de visitar Bellavista, el barrio más lindo de Santiago. Es un paseo obligado.

PLAZA DE ARMAS
Como en todas las ciudades de corte español, la Plaza de Armas está rodeada por el Ayuntamiento y la Catedral, y en este caso también la secundan el Museo de Historia Natural y un antiguo mercado. Como en muchas plazas del mundo, la música y el teatro se dan cita al aire libre para regocijo de los paseantes, aunque aquí esto ocurre sólo jueves y domingo.

CERRO SAN CRISTÓBAL y MUSEO DEL VINO
Caminata para los deportistas y aventureros; funicular para los románticos y ómnibus para los que estén más apurados. De cualquier manera se puede llegar al paseo más popular de Santiago. Desde la cima del cerro, junto a la estatua de la Virgen María, la vista de la ciudad y el paisaje es impresionante. Además, desde allí se puede seguir viaje hasta el Museo de los Vinos, donde se pueden degustar los productos chilenos que tanta fama tienen en el mundo.

CERRO SANTA LUCÍA
Es el lugar por excelencia para conseguir artesanías de los tres pueblos indígenas de mayor peso a lo largo del territorio chileno. Artesanías mapuches, aymaras y rapa nui se consiguen en la feria que se organiza al pie de este cerro.

LA CHASCONA
Esta casa lleva el apodo de la mujer que acompañó al gran poeta chileno Pablo Neruda durante sus últimos años, y cuyo nombre real era Matilde Urrutia. Es un lugar único donde el genio creativo de Pablo Neruda se percibe en los objetos que la decoran y que en muchos casos inspiraron algún verso del gran escritor chileno.

Informes: Fernando Márquez de la Plata 0192, Bellavista.

MERCADO CENTRAL
Lo mejor del Mercado Central de Santiago es el pescado fresco y los frutos de mar, pero las pequeñas multitudes que se acercan de domingo a jueves hasta él buscan además una gran variedad de productos frescos que esperan ser vendidos bajo un tinglado que parece salido de una estación de tren de la Inglaterra victoriana.

Informes: Ismael Valdés Vergara, 900.

MUSEO DE BELLAS ARTES
Además de las colecciones de pintores y escultores chilenos de los últimos cuatro siglos, el museo de Santiago contiene obras de pintores europeo.

Informes: José Miguel de la Barra y Loreto.

MUSEO COLONIAL
La colección de pinturas del período colonial del museo de Santiago es la más importante de todo el continente, sólo superada por algunos museos españoles.

Informes: Londres 4.

MUSEO PRECOLOMBINO
Es uno de los museos más valiosos de Santiago y es el primero que hay que visitar, tanto para mantener cierta lógica temporal como para asegurarse de que ningún imprevisto nos va a impedir conocerlo. En sus salas se exhiben artículos de culturas indígenas desde los fiordos del sur chileno hasta la selva mesoamericana de Belice y Guatemala. Además, el edificio que alberga el museo es una joya de la arquitectura colonial que merece atención.

Informes: Bandera 361.

Ubicación