Salvador de Bahía

En Bahía, el pasado y el presente van de la mano. Serpenteantes y empinadas calles, rodeadas de edificios coloniales y pasajes tradicionales conviven con modernas avenidas, túneles y casas que representan el progreso. Bahía es sinónimo de mar azul, de botes pescadores, de candomblé, de festejos y de capoeira. También es un importante centro cultural con su arte y sus vistosas iglesias. Mundialmente conocida por sus playas, es tierra de superstición y leyenda. Es por ello que no cabe duda de que Bahía es auténticamente brasilera.

Iglesia Nuestra Sagrada Concepción de la Playa
Se ubica en la ciudad baja y es descollante. En ella se realiza anualmente una de las fiestas religiosas más importantes de Bahía. Una moderna fuente iluminada contrasta con su estilo colonial.

Detalles seculares de la ciudad
Techos coloniales, que cubren la mayoría de las antiguas casas de dos pisos de Bahía. Muchas figuras de su historia están representadas acá: poetas, autores, pintores y artistas destacados de Brasil.

Ciudad alta y ciudad baja
Mirando desde el fuerte de San Marcelo, una escarpada –a veces cubierta de vegetación, a veces desnuda– divide a Bahía en dos niveles. Para conectarlos está el ascensor de Lacerda y el Llano Inclinado: una pequeña calle desde la que puede verse, a medida que uno sube, todo Bahía, su belleza natural y algunos botes que unen esta zona de Brasil.

Iglesia de San Francisco
Es una de las iglesias más famosas de Bahía, de Brasil y de toda América. Su fama de “el templo dorado” se debe a sus interminables esculturas doradas que cubren paredes y altares en un auténtico estilo barroco.

Playa de Itopoã
Por la belleza de sus dunas, es uno de los principales puntos turísticos de la ciudad. Es una desierta e impactante playa. Las rocas van hasta bien adentro en el mar y las olas rompen violentamente.

Fuerte de San Marcelo
Ubicado en pleno mar abierto, fue construido en la roca por los portugueses en el siglo XVII. Su objetivo era defender “la ciudad deseada”.

Loma de Pelourinho
Es una calle empinada, de poco más de 100 metros, con coloridas casas, con un pavimento irregular. En este lugar eran torturados los esclavos frente a los gobernadores de la ciudad. Actualmente es un retrato de los tiempos coloniales.

Laguna Abaeté
Se encuentra cerca de la Playa de Itopoã y es importante por su significado folklórico y turístico. Es uno de los lugares más atractivos de Bahía por su “look selvático”. A sus arenas blancas vienen las lavanderas a enjuagar la ropa en la laguna.

Ubicación