Porto Seguro

El que visite Porto Seguro, Bahía, se encontrará con un lugar invadido por una atmósfera mística, religiosa e histórica. Se verá rodeado de una belleza costera inigualable, y podrá ser testigo de los numerosos festivales que se realizan durante todo el año y que son conocidos mundialmente. Estos festivales se destacan por revivir los recuerdos de este lugar recuperando los sonidos, vistas, aromas y gustos, almacenados en la memoria de los habitantes. Porto Seguro es famoso por sus maravillosos monumentos, iglesias y casas coloniales, pero también por sus magníficos paisajes, que evocan la historia del lugar. En esta ciudad abunda la tranquilidad y la paz; por lo tanto, es ideal para aquellos que buscan relajarse tomando distancia de los problemas cotidianos.

Fortim (Fuerte)
Este fuerte, cuyas ruinas fueron encontradas en el trayecto hacia la ciudad alta, fue el tercero en ser construido en este lugar. Distintos signos indican que fue terminado después del fuerte del gobernador Diogo Menezes, a principios del siglo XVII. Cumplía la función de defender la entrada del puerto contra cualquier enemigo que apareciera.

Informes: En la ladera de la ciudad histórica.

Capela do Colegio do Salvador (Capilla)
Esta capilla, que tiene como patrono a São Benedito, fue construida a mediados del siglo XVII. Su fachada presenta una terminación triangular y la sencillez típica de las construcciones del primer período colonial. La capilla pertenecía al Colegio Jesuítico do Salvador, demolido en 1917, del que quedan muy pocos rastros.

Informes: Ccalle Dr. Antônio Ricaldi.

Matriz Nossa Senhora da Pena
Su construcción comenzó en 1730, pero ya estaba en ruinas antes de ser terminada. En 1774 el juez Xavier Monteiro recuperó el trabajo con un buen proyecto, más elaborado que el que se había planeado previamente. La torre presenta una terminación piramidal, que es admirable por estar revestida en porcelana. Es la única en Bahía que alberga dos nichos campanarios. La Iglesia Madre todavía conserva el antiguo púlpito hecho en madera. Esta guarda imágenes de los siglos XVIII y XIX. En el altar principal se encuentra una imagen de San Francisco de Asís, que data del siglo XVI, la más antigua de todo Brasil, transferida a este lugar en 1733.

Informes: Praça Pero Campos de Tourinho – Cidade Alta.

Casa de Câmara e Cadeia (Cancillería y Prisión de la ciudad)
Su construcción hecha en piedra y cal fue terminada en 1772, bajo un proyecto realizado por el juez José Xavier Monteiro Machado. Su edificación es simple, propia del estilo del siglo XVII: un plano rectangular sin ningún patio interno. Albega un museo, cuyas imágenes y muebles datan de los siglos XVII y XVIII.

Informes: Praça Pero Campos de Tourinho – Cidade Alta.

Igreja da Misericordia (Iglesia)
Esta iglesia fue construida después de 1776, en el mismo lugar donde estaba ubicada una capilla del siglo XVI. Su estilo está inspirado en el barroco pero en su interior la iglesia es simple. El púlpito pertenecía a la antigua iglesia, pero sólo algunas columnas y la fachada del altar pudieron ser utilizadas. Los tres retablos se presentan adornadas por un estilo rococó. La imagen de Cristo Crucificado fue elogiada en 1583 por el padre Fernão Cardim, quien dijo que la estatua se presentaba como la obra más perfecta que jamás haya visto.

Informes: Praça Senhor dos Passos – Cidade Alta.

Ubicación