Playa del Carmen

Por décadas Playa del Carmen fue una simple aldea de pescadores con calles arenosas llamada Xaman-Há. La misma solía ser paso obligado para abordar el Ferry hacia Cozumel, donde se encuentran los arrecifes que Jaques Costeau hizo famosos con sus documentales. No había electricidad, teléfono, ni agua corriente y las jornadas se limitaban a la salida y puesta del sol. Pero con la construcción de Cancún el número de visitantes a esta área de la Rivera Maya creció exponencialmente y con ello también el número de hoteles y restaurantes. Situado en Quintana Roo, el estado más joven del México moderno, Playa del Carmen se encuentra a sólo 60 kms de Cancún, a una hora de Cozumel y Tulum y dos horas de Isla Mujeres y Cobá. Playa del Carmen se encuentra rodeada por la majestuosa selva del Mayab y al lado de las aguas turquesa del Caribe Mexicano. Sus playas tienen hotelitos, bares y restaurantes, donde un día bajo el sol ó a la sombra de una palmera es un magnífico programa. La policía permite total desnudez alrededor de un kilómetro al norte de la Playa y nadie se extrañará si prefiere tomar sol en “TopLess”, aunque no suele ser recomendado ya que la zona es muy solitaria y por ende poco segura. Existe también una gran cantidad de alternativas para vivir encuentros con la exuberante naturaleza, tours a la selva en jeep, moto, caballo o bicicleta, parques temáticos naturales, majestuosos sitios arqueológicos, deportes extremos o un masaje bajo la sombra de una palmera. Las opciones de alojamiento van desde las más sencillas a las más sofisticadas y para todos los presupuestos, así también las alternativas gastronómicas que hicieron famosa a Playa del Carmen por su calidad y variedad de cocinas y servicio Al extremo sur de Playa del Carmen se encuentra Playacar, un exclusivo desarrollo privado con su propia personalidad. Allí se encuentran los grandes hoteles “all inclusive”, un hermoso campo de golf, un espacio para la conservación de las aves del sureste mexicano, dos centros comerciales, villas y residencias.

Gran Arrecife Maya
Mariachis, música prehispánica, andina, española, un grupo de guapaneros o la mejor música electrónica, son el marco para los entretelones de algún restaurante, algún bar o alguno de los simpáticos cafés del pueblo. Después de cierta hora, algunos se transforman en discotecas donde bailar descalzo sobre la arena todavía caliente es una experiencia fantástica. Si el visitante coincide con la luna llena, muy seguramente podrá disfrutar de una celebración en su honor en alguna playa de los alrededores.

Quinta Avenida
Rincones de otras partes del planeta aparecen aquí y allá en Playa del Carmen, pero la mayoría de los negocios y cafecitos se concentran sobre la 5a Avenida y sus calles adyacentes. Para los que disfrutan de las compras, acá encontrarán las más variadas tiendas con artículos de otros continentes que se mezclan con las artesanías mexicanas, el ámbar, la plata, la madera y los tejidos. Tomar un buen trago o un café cuando cae el sol por la tarde mientras se mira pasar a la gente también es forma parte de la vida de esta avenida.

Ubicación