La Habana

Habana es una ciudad que se ha detenido en el tiempo. Los autos, las casas, todo parece seguir como hace cuatro décadas cuando los aires de revolución se adueñaron del país y la transformaron para siempre. La Habana es en primer lugar una ciudad bellísima con un marco natural impresionante, pero por otro lado, es una ciudad empobrecida, pero que mantiene su dignidad El pueblo cubano es muy simpático, siempre tienen tiempo para conversar. En las calles, los autos norteamericanos de los años 50 se mezclan con los viejos modelos rusos, testigos de tiempos de amistad entre la Unión Soviética y el régimen cubano. Sus playas reciben a los visitantes con agua clara y transparente y con la temperatura justa para nadar. En La Habana hay paseos y lugares imperdibles, como visitar la plaza del Che Guevara, recorrer el Malecón, fumarse un puro frente al mar, bailar salsa al ritmo de los locales, y tratar de copiar aunque sea por unos días esa manera de vivir la vida, despreocupados y como si todo estuviera bien, aún cuando la realidad sea diferente a lo deseado y la calidad de vida esté muy lejos de lo deseable a los ojos de cualquier extranjero.

no images were found

Ubicación