Estambul

En donde alguna vez fue el centro del mundo conocido se erige Estambul, una de esas ciudades en las que, como estratos geológicos, se suman unas sobre otras las huellas de diferentes culturas. Casualmente la mitad más europea de la ciudad está al oriente del estrecho de Bósforo, mientras que la ciudad vieja está en suelo europeo. Todo un símbolo del contraste imperante en Estambul. Barrios de cabarets y oscuros hoteles conviven con minaretes y mezquitas que atestiguan el legado otomano; carromatos salidos de otra época comparten la calle con lujosas “naves” último modelo. Estambul es la capital de Turquía y su centro político; además, es una ciudad con una gran superficie y una importante población, pero ya no es la piedra preciosa que todos quieren tener. Ya no hay cruzados ni otomanos ni persas ni romanos que luchen por tenerla. Ya no sufre Europa si se le cierra el paso a Oriente. Tal vez por eso Estambul no puede mostrar viejas glorias con la elegancia de Viena o París, porque en algunas de sus partes se respira el orgullo de haber sido y el dolor de ya no ser.

MUSEO ARQUEOLÓGICO
Vestigios de Roma y Grecia entre los que se destacan las piezas de Éfeso y Troya son la atracción principal del museo, sólo superados por la fantástica tumba de Alejandro Magno.

Informes: Gülhane Park, cerca del Palacio Topkapi, tel. 212/520-7740

MEZQUITA AZUL
Su nombre oficial es Mezquita del Sultán Ahmet y sus seis minaretes se destacan sobre sus grandes cúpulas. Se la conoce como Mezquita Azul porque su interior está decorado con 20 mil azulejos de ese color y 260 vidrios teñidos por los que entra el sol.

Informes: Frente a la plaza Sultanahmet. La entrada es libre.

GRAN BAZAR
4.000 pequeños negocios distribuidos entre calles angostas y techadas, plagadas de cafés y restaurantes, son una postal repetida en las películas sobre Medio Oriente y resultan tan pintorescos como bulliciosos y desordenados. Realmente es una visita obligada, pero hay que moverse con cuidado.

Informes: Está en Yeniÿeriler Cad. y Fuatpasa Cad. La entrada es gratuita.

ORACIÓN DEL ATARDECER
Cuando está por caer el sol los cantos marcan la hora de rezar. Todos los musulmanes suspenden lo que están haciendo para elevar su plegaria a Alá y el viajero que contempla el espectáculo justo cuando el sol baja en el horizonte puede jactarse de haber conocido una de las maravillas de Estambul. Por supuesto que es gratis y puede presenciarse en cualquier sitio de la ciudad.

PALACIO DOLMABAH
La combinación de rasgos turcos, hindúes y europeos le da un carácter particular al palacio donde se hospedó el último de los sultanes otomanos, que se convierte en una opción ineludible.

Informes: Dolmabahÿe Cad., tel. 212/258-5544

CRUCE DEL BÓSFORO
Subir al ferry para cruzar el estrecho es algo que no puede hacerse sin dejar de pensar que por allí pasaron los barcos fenicios, griegos, las galeras romanas, las tropas persas hacia Occidente y las alejandrinas hacia Oriente. Durante el cruce se pueden visitar antiguas villas y castillos sobre algunas de las islas.

PUENTE GÁLATA
Une la parte Europea con los distritos nuevos. Ofrece una de las mejores vistas de la ciudad: se pueden ver los minaretes de las mezquitas y los palacios más grandes desde una inmejorable perspectiva.

Informes: Avenida Sobacilar Cad

HAGIA SOPHIA
Durante casi mil años fue la iglesia más importante de la cistiandad y aún hoy es una de las construcciones más importantes de la historia. Sus mil quinientos años de antigüedad no tumbaron aún su gran cúpula ni sus pilares ni sus mosaicos, los mismos que pudieron ver algunos padres de la iglesia hace siglos y que hoy tiene que visitar todo viajero, so pena de no haber visto lo fundamental.

Informes: Plaza Ayasofya, tel. 212/522-1750.

MUSEO KARIYE
Las paredes de esta antigua iglesia están tapizadas de mosaicos y frescos que son considerados el mejor trabajo de arte bizantino jamás hecho. Afortunadamente ninguno de los conquistadores que llegaron a estas tierras la destruyó.

Informes: En las afueras de la ciudad, en Fevzipasa Cad.

BAZAR EGIPCIO
Es más pequeño que el Gran Bazar pero no deja de ser tan pintoresco como el otro. También se lo conoce como el Mercado de Especias, porque supo estar cubierto de bolsas repletas de hierbas tan variadas como la imaginación lo permita. Hoy se pueden conseguir frutas, nueces, miel y, por supuesto, especias.

MEZQUITA DE SULAIMÁN
Sulaimán fue uno de los más famosos caudillos seljúcidas y la mezquita con su nombre es la construcción más valiosa de la arquitectura otomana.

Informes: En Süleymaniye Cad.

PALACIO TOPKAPI
Donde el Estrecho de Bósforo se toca con la Puerta Dorada está el Palacio Real, que albergó a los sultanes y cuyos tesoros no sólo son invaluables, sino que son deslumbrantes. Joyas, porcelana, pinturas y reliquias varias adornan el Palacio Topkapi, junto con Hagia Sophia, el punto saliente de Estambul.

Informes: Gülhane Park, cerca de la plaza Sultanahmet, tel. 212/512-0480.

Ubicación