Bombay

Hace unos meses en el subte, un chico le contaba a su mamá que la India era el país que más películas filmaba en todo el mundo. Su mamá le explicó que estaba confundido y que Hollywood era la capital del cine y todo eso. Sin embargo, el chico tenía razón. La capital mundial del cine, si se cuenta la cantidad de films por año, es Bombay, una populosa ciudad de la India, donde lo que no falta en ningún lado es gente. En la región occidental del subcontinente hindú, Bombay se baña en las aguas del mar Arábigo y es la ciudad más europea del país. La sociedad hindú es tan especial como milenaria y por eso puede enamorar a cualquiera. Para los viajeros observadores, Bombay es una fiesta para los ojos, tanto por su variada arquitectura que se distingue en cada barrio, como por su frenético movimiento que alcanza su pico en los bazares de la ciudad.

TEMPLO BANGANGA
Es uno de los sitios más venerados de la ciudad. Está en el barrio Malabar, donde hay construcciones antiguas de gran colorido. Como todos los templos, Banganga tiene una pileta central donde los fieles pueden lavar sus impurezas y salir renovados.

Informes: Calle Walkeshwar. La entrada es libre.

MERCADO MAHATMA JYOTIBA PHULE
Todas las mañanas, miles de hindúes se acercan al mercado para comprar los productos frescos que se ofrecen en este bazar. Frutas, verduras, cereales, algunas carnes y pescados se entremezclan en los puestos que uno tras otro pueblan la feria. Es un espectáculo de gran colorido tanto por el movimiento como por la variedad de formas y tonalidades de las mercaderías.

Informes: Dadabhoy y Tilak.

ZAVERI Y DAGINA
Son los bazares de joyas más grandes y concurridos de Bombay. Los artículos de platería compiten con la mejor orfebrería de la región norte de la India. Es un bazar donde se pueden conseguir excelentes recuerdos del viaje, sobre todo porque los precios son relativamente accesibles debido al tipo de cambio favorable a los dólares y otras monedas fuertes extranjeras.

Informes: A dos cuadras desde el Mercado Phule.

BAZAR CHOR
Literalmente significa bazar de los ladrones. Está distribuido en calles angostas que hacen pensar en las prelículas estereotipadas de Hollywood en las que persiguen al héroe en peligro por tierras extrañas. Uno se siente Indiana Jones, casi.

CUEVAS DE ELEFANTA
Shiva no es uno más de los tantos dioses hindúes. Tiene el triple rol de creador, guardián de la vida y destructor. Por eso, la impresionante imagen de Shiva que se yergue en una de las cuevas lo muestra al tope de sus seis metros con tres caras, una por cada faceta. Las cuevas están en la isla que los viajeros portugueses bautizaron Elefanta a causa de unas esculturas de piedra que los sorprendieron mucho.

Informes: La isla está a una hora de lancha desde Bombay.

LA PUERTA A LA INDIA
Un arco de 25 metros de alto, construido en piedra, se yergue frente al muelle de Bombay y podría ser una construcción de la época del comercio de la seda, símbolo del comienzo del mundo hindú. Sin embargo, el arco es de 1911 y se construyó para darle la bienvenida a la reina María y al rey Jorge V, monarcas de Inglaterra. Pero los hindúes se han apropiado del monumento y lo rodearon de pequeños puestos que venden souvenirs. El arco hace rato que no recibe a ningún monarca inglés, y está como recuerdo de un pasado que se fue y ya no es.

Ubicación