Bogotá

La capital colombiana es una metrópolis moderna con maravillosos museos, arquitectura futurista y lujosos autos extranjeros que contrastan con pueblos de pequeñas casas y bestias de carga. Como la mayoría de las ciudades latinas, posee tradición indígena e influencia colonial española. Mucho de su patrimonio histórico ha sido preservado, como sus famosas iglesias. El contraste en el estilo de sus construcciones le dan a Bogotá un toque muy especial. Además, es dueña de numerosos centros turísticos que vale la pena recorrer

Museo de los Niños
Aproveche y visite el Museo de los Niños y su “Club house”, un espacio de aprendizaje libre para jóvenes de entre 8 y 16 años, donde pueden aventurarse a investigar sobre sus propios intereses y adquirir más confianza en el aprendizaje a través de la tecnología. Aquí se fomenta la creatividad y se utilizan computadoras como herramienta para crear animaciones, simulaciones, robots, boletines interactivos, juegos de video, páginas web y otros.

Informes: Carrera 48 # 63-97 Teléfonos: 2257587 2259058

El Museo de Artes y Tradiciones Populares
Este museo es un sitio de encuentro de artesanos, un lugar para conocer las tradiciones colombianas y sus expresiones artísticas. A lo largo y ancho de sus salas, se perciben las diferencias y similitudes con las culturas indígenas y su legado en las diferentes zonas del país, así como sus mezclas y las influencias externas. Tiene, además, una tienda y un restaurante de comida típica. Allí uno tiene la sensación de estar inmerso en un ambiente selvático. Es más: la decoración imita la topografía del país: así, es posible “recorrer” el Amazonas, la Orinoquia, la Costa Pacífica, la Atlántica y la región Andina. Allí también se encuentran las culturas indígenas más destacadas.

Informes: Carrera 8, 7-21

Monserrat
En este lugar hay un importante santuario de peregrinación; también se encuentra un famoso restaurante (cuya casa republicana fue llevada pieza por pieza desde el norte de la ciudad hasta allí) y se pueden comprar artesanías. Se llega a pie o por un funicular, que funciona todos los días hasta las doce de la noche.

Informes: A 3.260 metros sobre el nivel del mar

Guatavita
Es un pueblito muy pintoresco, construido para reemplazar al pueblo original, que quedó sepultado bajo la represa de Tominé. En esta represa hay buenos restaurantes y una marina deportiva. Muy cerca de allí, queda la antigua Laguna de Guatavita, que vale la pena visitar. Es una pequeña laguna de color verde oscuro, rodeada de una hermosa vegetación. Esta laguna dio origen a la leyenda de El Dorado, ya que en ella se sumergía el cacique cubierto en oro como ofrenda a los dioses.

Informes: a 1 hora de Bogotá

Plaza de Bolívar
Esta plaza, adornada en su centro por una gran estatua de Simón Bolívar, es un lugar ineludible. Rodeada por la Catedral y la Capilla del Sagrario, el Capitolio Nacional (donde funciona el Congreso), la Alcaldía y el Palacio de Justicia, muestra una arquitectura absolutamente espectacular. Detrás del Capitolio queda el Palacio de Nariño, actual residencia del Presidente de la República. Allí se lleva a cabo el relevo de la Guardia de Honor todos los lunes, miércoles, viernes y domingos, a partir de las 16. Se inicia en el Batallón Guardia Presidencial y termina en la Plaza de Armas del Palacio de Nariño

Minas de sal de Zipaquirá
Allí se encuentra la famosa Catedral de Sal, situada 180 metros bajo la cima de la montaña. Está construida sobre los antiguos socavones de donde se extraía la sal. Esta catedral fue inaugurada en diciembre de 1995, ya que la antigua debió ser cerrada por peligro de derrumbamiento. En el lugar hay guías que conocen su historia con mucho detalle. En Zipaquirá está la plaza de mercado más importante de la región. En ella se vende desde productos agrícolas hasta esmeraldas

Informes: a 45 minutos de Bogotá. Tel.: 3411537 ó 2815749 (Bogotá) ó 8522151 o 8522567 (Zipaquirá).

Vía a La Calera, embalse de San Rafael y Sopó
En la vía a La Calera se encuentran buenas discotecas, bares, restaurantes y una increíble vista de la ciudad. Ya cerca del pueblo de La Calera, está situado el embalse de San Rafael, creado en 1997. Hay varios restaurantes con vista al embalse. Después de La Calera se puede ir a Sopó, otro pueblo muy pintoresco en el que se encuentra la fábrica de Alpina. Allí venden ricas golosinas y productos lácteos. También cuenta con un par de restaurantes agradables. Este es un paseo con bellas vistas de las montañas, a las que vale la pena tomar fotos.

Informes: La Calera: a 20 minutos de Bogotá. Ubicación de Sopó: a 40 minutos

Ubicación